Organización Internacional del Bambú y el Ratán

Organización Internacional del Bambú y el Ratán

Nueva norma internacional sobre estructuras de bambú

17 ago 2021

La nueva norma es una de las más importantes para los Estados miembros de INBAR.

En junio de 2021, la Organización Internacional de Normalización (ISO) publicó un nuevo estándar sobre diseño estructural con postes de bambú. El estándar, que es un importante paso adelante para la construcción con bambú en todo el mundo, fue desarrollado con el apoyo institucional de INBAR y miembros de su Grupo de Trabajo de Construcción con Bambú.

Aunque el bambú es un material de vivienda común en muchas partes del mundo, hasta hace poco no existían normas internacionales para regular su uso y diseño. ISO 22156: 2021 se basa en estándares anteriores publicados en 2004, proporcionando pautas más completas para diseñadores y arquitectos sobre cómo construir con bambú redondo. Específicamente, la norma se aplica al diseño de estructuras de bambú de hasta 7 metros de altura, «cuya estructura de carga primaria está hecha de bambú redondo o sistemas de paneles de cizalla en los que los miembros de la estructura están hechos de bambú redondo», y especifica sus «requisitos para resistencia mecánica, facilidad de servicio y durabilidad”.

Varios aspectos hacen de ISO 22156 un estándar importante:

ISO 22156 es particularmente importante en el contexto de viviendas bajas en carbono. En los últimos años, la creciente preocupación por las emisiones del sector de la construcción, en particular el uso de materiales como el cemento y el acero, ha impulsado la búsqueda de alternativas de base biológica. En los países en desarrollo, el bambú puede ser un sustituto de la madera de rápido crecimiento, de manera que ISO 22156 proporciona una base sólida para los arquitectos e ingenieros que desean construir con bambú.

Según David Trujillo, quien preside el Grupo de Trabajo de Construcción con Bambú de INBAR, “En algunas partes del mundo donde no hay una actividad forestal comercial significativa, no podemos esperar entre 30 y 50 años para que se planten bosques de árboles y estemos listos para abastecer el mercado. Sin embargo, los bosques de bambú tardan tan solo 10 años en establecerse desde cero, y luego proporcionarán una producción constante y continua de culmos de bambú. Los culmos están listos para ser cosechados entre los 3-5 años después de emerger del suelo. Esta velocidad, así como su extraordinaria fuerza, ofrecen la perspectiva de una rápida transición a estructuras de base biológica en los países en desarrollo. Aquí es donde entra en juego la norma ISO 22156: 2021. Esta norma proporciona la base sólida para impulsar esta transformación”.

Si bien ISO 22156 establece una guía para las construcciones de bambú, sigue siendo un marco general. Trujillo insiste sobre su importancia: “Cabe señalar que aunque la ISO 22156 está lista para ser utilizada, no tiene jurisdicción nacional. En cambio, realmente pretende actuar como el esqueleto de un código de diseño nacional que debe desarrollarse en cada país para adaptarse a sus especies y requisitos de bambú». Como organización de «enlace A» con la ISO, INBAR ayudará a difundir la norma en sus Estados miembros, alentando a las autoridades nacionales de normalización a adoptar las directrices y compartiéndolas con universidades y estudios de arquitectura.

 

ISO 22156: 2021 se puede comprar en el sitio web de ISO.

Información sobre el Grupo de Trabajo de Construcción con Bambú de INBAR.

Se publicará un informe más completo sobre este nuevo estándar en el número 4 de la revista Novedades del bambú y el ratán de INBAR. Regístrese para recibir actualizaciones.