Organización Internacional del Bambú y el Ratán

Organización Internacional del Bambú y el Ratán

Mujeres le apuestan a una construcción sostenible con bambú

Noticias

Mujeres le apuestan a una construcción sostenible con bambú

Su perseverancia y tenacidad, no solo las mantiene activas, sino que, actualmente, son pioneras y referentes de un área que históricamente han ocupado los hombres, pero que, tras su inmersión y logros alcanzados, ahora inspiran a otras mujeres que siguen su estela.

Andrea, Carolina, y Luz, aunque no se conocen demuestran que la calidad y talento no depende del género al que pertenezcan los colaboradores, sino a la combinación de un trabajo arduo, esfuerzo y dedicación, que permite transformar lo invisible en visible.

Y esto, es lo que han ido realizado desde sus campos de trabajo, que, a pesar de estar ubicados en distintos lugares, tienen al bambú como un recurso principal, pues lo consideran como un material sustentable con un sinnúmero de beneficios ambientales y económicos.

A continuación, mencionamos sus historias en las cuales se plasman sus esfuerzos diarios por poner en alto el género femenino y su contribución a la sociedad, mediante sus ramas respectivamente.

Un futuro no desechable

A escala mundial, la construcción sostenible avanza a pasos agigantados con el propósito de expandir su aplicabilidad y sus beneficios en el entorno social, económico y ambiental. La presencia femenina en este ámbito es de suma importancia para poder acortar la brecha de la desigualdad y lograr el cumplimiento de diversas necesidades de la comunidad.

Esta percepción la tiene presente Andrea Olvera, de 23 años, quien está cursando la carrera de arquitectura. A pesar de su corta edad, ella sostiene que todas las actividades humanas deben estar enfocadas en la sostenibilidad, por tal motivo apuesta al uso del bambú en el sector de la construcción. “Es un recurso maravilloso, que le da un gran valor estético a cualquier edificación”. “Tenemos que cambiar nuestra forma de construir”, agrega.

Y es que para Andrea este tipo de iniciativa constituye una manera de satisfacer las necesidades de vivienda e infraestructura del presente sin comprometer la capacidad de generaciones futuras. “Las construcciones de bambú tienen que seguir replicándose, con este recurso hay infinitas posibilidades”, enfatiza.

Esta joven estudiante indica que es necesario que las nuevas edificaciones tengan un especial respeto y compromiso con el medio ambiente, pero para poder lograr aquel propósito, Andrea señala que se requiere de nuevos enfoques donde se fusione, la investigación, la práctica y la experiencia con el afán de explorar nuevos horizontes desde la academia. “Las universidades tienen que revisar con mayor profundidad los sistemas de bioconstrucción, tras tener una Norma Ecuatoriana de Construcción con Bambú, sería factible que nos enseñaran cómo se usa correctamente este recurso porque el bambú es el material de construcción del presente”, señala.

Andrea aprendiendo a profundidad sobre el uso adecuado del bambú en la construcción

Durante su carrera, Andrea ha logrado ya involucrarse en algunos proyectos donde se emplea el bambú, convirtiéndose de esta manera junto con otros profesionales en embajadores de este recurso, quienes con el transcurso de los años han permitido que este material empiece a ganar el respeto y reconocimiento como una herramienta en la lucha contra el cambio climático. “Me maravilla cuando alguien le encuentra un nuevo uso al bambú”. “En lo personal este recurso, le dio un nuevo sentido a la carrera”, comenta.

Aunque Andrea aún no culmina su carrera, a sus 23 años, ya ha forjado un nuevo camino hacia el futuro, con un mensaje y una visión de sentido para las personas, donde su éxito en lo que le apasiona pueda contribuir al éxito de otra mujer.

Una vez que culmine su carrera, esta joven estudiante se dedicará a desarrollar edificaciones con este recurso

Un tejido que alimenta sueños

Luz Moreno, lleva alrededor de tres años tejiendo su futuro con bambú. Para esta mujer, luego de asistir a una capacitación de tejidos con este recurso, dictada en Portoviejo, significó en su vida un proceso de cambio y oportunidad de superarse tanto como persona y emprendedora. “Elaborar canastas y carteras con bambú, me ha permitido generar recursos económicos y aportar en el hogar”, añade.

Luz Moreno junto con una de sus creaciones elaboradas con bambú

Aunque al inicio elaborar este tipo productos resultó extenuante, las horas de práctica fueron las que marcaron la diferencia y su talento ahora se ve reflejado en cada una de sus creaciones que van desde tomatodos, canastas de diferentes tamaños hasta una variedad de carteras, que atrapan la mirada de propios y extraños que transitan en los exteriores de su domicilio en el cantón Pedernales, ubicado en la provincia de Manabí. “Hay que potencializar y difundir el bambú, porque esto va ser el futuro con este recurso se puede hacer cosas muy hermosas y salir adelante “, añade.

Luz destaca siempre la versatilidad que ofrece el bambú ya que, tras haber participado de algunas capacitaciones sobre este material, ahora ella comparte sus conocimientos adquiridos mediante talleres, pues resalta que aprender es descubrir que algo es posible. “Hay que impulsar más cursos sobre este tipo de artesanías para que más gente llegue aprender y que puedan saber que este tipo de trabajo los puede sacar adelante”, recalca.

Desde su asociación “Sembrando Esperanza”, no solo se ha centrado en las artesanías, sino ha ampliado sus horizontes hacia la construcción junto con otros integrantes. Por ello, en su localidad han construido tres viviendas con bambú, respetuosas con el medio ambiente. “Me sorprendió este aprendizaje, saber lo que puedo hacer con mis manos”, puntualiza.

Algunas artesanías con bambú que Luz ha elaborado junto con sus compañeros de la asociación “Sembrando Esperanzas”

Para esta emprendedora, reinventarse y potencializar el bambú, es una opción de grandes posibilidades sostenibles, que recuerdan y recordarán que una nueva oportunidad viene de la mano de indagar y descubrir cómo hacer mejor las cosas.

Soñando en diferencia

El bambú hace que las viviendas sean más accesibles para la población y amigables con el medio ambiente, siendo a la vez un material estructural excelente para la construcción.

Sobre el tema, Carolina Zuluaga, arquitecta, diseñadora y constructora con bambú, viene trabajando por más de 20 años. Aunque sus inicios no han sido fáciles en medio de un campo en el que han predominado en su mayoría hombres, ella destaca que el amor por lo que hace la ha mantenido firme haciendo lo que los demás quisieran hacer, pero no se atreven. “No ha sido fácil, ha sido una lucha dura, desde que estaba en la universidad éramos poquitas mujeres”. “No quiere decir que no tengamos la capacidad, sino porque el medio sigue siendo predominado por hombres aún”, agrega.

Carolina lleva más de 20 años desarrollando proyectos de construcción con bambú

Aunque a lo largo de su carrera se le han presentado dificultades, su pasión por las construcciones con bambú le han permitido en cada una de sus obras plasmar con hechos sus pensamientos. “El bambú, es un material importante por sus beneficios al medioambiente, al trabajarlo no hay desperdicios. “La energía que se utiliza para desarrollar el proyecto es mínima”, “hay que arriesgarse a usar este material”, puntualiza.

Para Carolina, este tipo de alternativas, pueden generar empleo en mujeres cabezas de familia y aumentar la mano de obra para este tipo de edificaciones, que de a poco van dejando de ser relacionadas con la pobreza, pues frecuentemente salen nuevas investigaciones que destacan su resistencia ante cualquier eventualidad. “Considero que se debe aprender todo lo que se puede lograr con el material; esto se hace a través del tiempo, el trabajo duro, la disciplina la investigación”, manifiesta.

En cuanto a los diseños que se están desarrollando con bambú, Carolina indica que es necesario evolucionar hacia nuevas alternativas, incluso desde las universidades. “A los nuevos estudiantes suelo decirles que investiguen y que no se limiten con lo que les dice la academia”, enfatiza.

Vivienda con bambú elaborada por Carolina

Pese a las complicaciones que se han presentado a lo largo de su carrera. Carolina siempre tiene su convicción de que hay que pensar en el beneficio global como lo indican tanto Andrea y Luz, junto con el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es, en este caso mujeres con sueños y aspiraciones en un mundo justo donde puedan ser libres e iguales.