Noticias
de INBAR ODS 17-Cooperación Sur-Sur

Programas
Globales

ODS 17-Cooperación Sur-Sur

El bambú y el ratán pueden ser recursos estratégicos para la cooperación Sur-Sur. Estas plantas crecen a lo largo de cinturón tropical de todos los continentes y se han utilizado durante milenios. Según la Evaluación de Recursos Forestales de 2010 de la Organización para la Alimentación y la Agricultura, hay más de 30 millones de hectáreas de bambú en todo el mundo. Además de estar ampliamente distribuidas, estas plantas también tienen una extensa variedad: hay más de 1.600 especies de bambú y 600 de ratán. El bambú y el ratán se han utilizado para una gran variedad de propósitos durante miles de años, y otros países pueden aprender de sus vecinos cómo aprovechar al máximo sus recursos, ya sea para la construcción, como una fuente de ingresos sostenible, para usar como energía. o como herramienta para el almacenamiento de carbono y restauración de tierras.

INBAR es la única organización intergubernamental que promueve el uso de bambú y ratán para el desarrollo rural ambientalmente sostenible, y actúa como un distribuidor de conocimiento de desarrollo para los países en desarrollo de todo el mundo. Entre 1997 y 2017 hemos crecido de nueve a 42 Estados miembros, casi todos pertenecientes al hemisferio sur. Nuestro trabajo se resume en un informe titulado “Inspirando el desarrollo sostenible con bambú”, publicado conjuntamente con la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur (UNOSSC) como parte de su serie: Cooperación Sur-Sur en Acción. Este estudio describe nuestro trabajo de derribar barreras para compartir los conocimientos, habilidades, tecnologías y estrategias en la gestión y utilización de los recursos de bambú en toda la red INBAR.

El trabajo de INBAR ha sido un ejemplo extremadamente exitoso de acción práctica Sur-Sur y trilateral. Los ejemplos recientes y tangibles de la colaboración Sur-Sur y trilateral liderados por INBAR incluyen:

Bambú para la construcción sostenible después de un desastre en Nepal, basado en técnicas suramericanas utilizadas en Colombia, Ecuador y Perú (financiado por el Fondo Común para Productos Básicos)

Este proyecto introdujo un método para construir viviendas de bambú resistentes a los terremotos en Nepal, luego de un devastador terremoto en 2016. América Latina tiene una larga historia en el uso del bambú para crear estructuras duraderas y baratas que pueden soportar desastres naturales.

Estrategias de transferencia de conocimientos Sur-Sur (financiadas por el FIDA)

Este proyecto está en marcha y comparte experiencias de uso exitoso de bambú en India, Etiopía, Madagascar y Tanzania. El proyecto ha introducido tecnologías galardonadas de la India, incluido un horno de carbón de bambú, en varios países, y está realizando una amplia capacitación en bambú para la protección del medio ambiente y los medios de subsistencia.

Proyecto  holandés-sino-África Oriental de desarrollo de bambú (cofinanciado por los gobiernos de Holanda y China)

Este proyecto utiliza la experiencia y los conocimientos chinos y holandeses para ayudar a aprovechar el potencial de los abundantes recursos de bambú de Uganda, Etiopía y Kenia.

CAPACIDAD DE CONSTRUCCIÓN Y FORMACIÓN

Un área particularmente importante del trabajo de INBAR reside en nuestras actividades de capacitación, que se han llevado a cabo durante 20 años en asociación con una amplia gama de donantes. De 1999 a 2015, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China (MOST) apoyó la capacitación; desde 2005, el Ministerio de Comercio (MOFCOM) también ha apoyado la formación. Muchos socios contribuyeron a apoyar la capacitación del MOST, incluidos la FAO, ONUDI, GIZ, USAid, Save the Children, SNV, ICIMOD y otros.

El contenido de la capacitación del MOST y MOFCOM cubre una amplia gama de temas. Los talleres del MOST cubren la conservación de la biodiversidad, la reconstrucción ecológica, el manejo forestal sostenible, el desarrollo de productos forestales no maderables y más. La capacitación del MOFCOM ha cubierto temas como la gestión sostenible, el cultivo y la propagación; desarrollo de productos de ingeniería de bambú; tecnologías de carbón de bambú y productos de fibra; bambú para el cambio climático y otros. Los impactos de estas sesiones de capacitación son generalizados, y muchos aprendices han tenido influencia posterior en los díalogos sobre el bambú y el ratán a nivel nacional e internacional.

En general, INBAR ha capacitado a entre 15.000 y 25.000 personas de todo el mundo, lo que contribuye de manera significativa a aplicar el conocimiento global sobre el bambú y el ratán para un desarrollo sostenible.